Cobrará sentido algún día…

La frase del título no es menor para quienes hemos dedicado mucho tiempo a realizar alguna actividad que disfrutamos, nos atrae o simplemente tuvimos que realizar porque nadie más quería hacerla, pero que sin embargo no representó una utilidad completa o significante...